29 de julio de 2013

REALMENTE DA ASCO

Sé que tú, persona ecuánime, coherente y sensata, te sorprenderás por el contenido de este post, que nada tiene que ver con temática cofrade. Así que no quiero ni pensar qué podrá salir de esas bocas procedentes de "mentes privilegiadas", que con su doble moral, son capaces de juzgar hasta aquellos a los que han abrazado hace escasos minutos. Por tanto, desde el ejercicio de la libertad expresión que me confiere la Constitución Española, desde mi condición de sindicalista - peor o mejor, eso te lo dejo a tí, que te gusta llamarme vividor, engaña obreros, etc. - y porque creo que ya es hora de empezar a llamar a las cosas por su nombre, te transcribo el artículo de mi compañero Enrique Fosul, Secretario General de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC.OO., que no esconde su cara ni su nombre bajo ningún nick, ni escribe en un foro o en una red social donde encontrar adeptos que le aplauden o le den palmaditas en la espalda.

El artículo de opinión ha sido publicado en el Diario Digital http://www.empordadigital.cat/ y dice así:

---------------------------------------------------------------------
Sé que no es un titular que se espera de un responsable público de un sindicato, pero hay cosas que no pueden solo indignar sino dar asco.

Lo impactante de los hechos, de las imágenes y de la realidad del accidente ferroviario de ayer en Santiago de Compostela, no parece arredrar a los medios de comunicación, perdón a las empresas periodísticas de este país -afortunadamente no todas-, a la hora de enfrentarse a los hechos desde ese periodismo imparcial, independiente que analiza los hechos, se documenta, investiga e informa sin emitir juicios.

A algunos les ha venido bien para intentar "tapar" las inmundicias de las cloacas de este barrizal en que se ha convertido España (Gurtel, Barcenas, Noos, Urdangarín, Tribunal Constitucional, Palma Arena, Camps.... sí no os preocupéis mis trolls favoritos que también citaré los ERE sobre los que ya he hablado otro día).

Una investigación, tal como han afirmado afortunadamente fuentes de las empresas RENFE y ADIF, del Ministerio de Fomento o los realmente expertos en la materia (profesionales del ferrocarril, ingenieros...) debe partir de los hechos que se deriven de la información recogida (caja negra, grabaciones, sistemas de señalización, declaraciones de los afectados...) para poder iniciar una línea de investigación y hacerlo sin haber PREJUZGADO nada, porque en caso contrario la investigación estaría viciada.

Ahora vamos a analizar la voz de los expertos, a los que desgraciadamente nos vamos acostumbrando, gentes que opinan de todo, saben de todo y acusan a todos sin aportar prueba alguna.

Una vez ocurrido el accidente se inicio una primera línea de investigación de los, volvamos a llamarlos medios:

- En Antena 3 sale una señora y dice que "el tren iba muy deprisa, casi a 200 km por hora" -me imagino que su experiencia visual en ver pasar trenes la lleve a saber discriminar si era a 200 a 150 o a 80...

- En otra televisión otra señora dice "se oyó una o varias explosiones antes del choque" -ya tenemos la teoría conspiranoica "Galicia, día da patria galega...." el resto es fácil.

- Hasta aquí las voces de los expertos populares -no del PP sino del pueblo- ya se sabe el saber popular.

- A continuación comienza la carrera por la velocidad: Expansión "180 km"; 20 minutos "los técnicos -sin especificar cuáles ni quienes- estudian exceso de velocidad como una de las posibilidades"; La Vanguardia "190km"; El País "180 km", Intereconomía y La Gaceta "recogen la posibilidad de una explosión" se supone que como diarios que beben más de las fuentes populares; El Delegado del Gobierno aportando sensatez habla de "220 km" y La Razón en una exhaustiva investigación y tras llegar a hablar de 230 km, añade bajo una foto de un velocímetro -sin decir de quien es ni cuando se ha tomado la foto- que marca 220, incluye un vídeo en el que afirma "muestra la llegada a gran velocidad" -está claro.....

A estas alturas si algún experto más se pone conmigo en paralelo a una vía y es capaz de decirme con precisión a qué velocidad va un AVE por una vía sin un error de más o menos 30 kmh le daremos el premio al "ojoliebre".

Pero por desgracia para que todas estas alimañas puedan cernirse sobre su "cadáver en forma de responsabilidad humana" solo nos falta la propia declaración -que nadie ha escuchado realmente- del maquinista afirmando que iba a 190 km". Bueno pues ya está confeso y culpable. Punto en boca y aplausos. Que facilidad ¡él mismo se ha declarado culpable por lo que ya no hace falta ni investigación, ni presunción de inocencia, ni estado de derecho... ni nada de nada"!

Menos mal que los técnicos -esos reales expertos- han ido afirmando a lo largo de estas horas frases que no son noticia porque no añaden morbo como "Renfe opina que es aventurado atribuir el accidente a exceso de velocidad" o el Presidente del Colegio de Ingenieros "Aún no siendo descartable, los sistemas automáticos y semiautomáticos (ASFA -el convencional- y ERMTS -el recomendado para la alta velocidad) de frenado están para evitar los errores humanos y habrá que analizar porque han fallado y qué es lo que ha fallado" o cuando la propia Ministra afirma que "habrá que finalizar la doble investigación -la judicial y la técnica- para poder extraer conclusiones precisas".

Pero al saber popular, ávido de respuestas rápidas aunque no tengan base científica, les gusta más el morbo alimentado por estos carroñeros de algunos medios.

Señores, cuando digo asco es asco. Si ustedes hubieran vivido en la época de la Inquisición, habrían aportado con seguridad los ejemplares sobrantes de sus diarios para acrecentar la hoguera y quemar a las brujas y brujos antes de que se descubrieran que eran Galileo o Miguel Servet.

¡Viva la incultura!


Enrique Fassoul
Secretario General en FSC-CCOO