22 de julio de 2013

En el acompañamiento musical, ¿Sirve todo? por Manuel Javier Patino Acuña


En una de nuestra conversaciones telefónicas, Ángel Hernández me formuló una pregunta que me hizo reflexionar. ¿Admite cualquier Imagen todo tipo de acompañamiento musical? Rápidamente recordé unas palabras que vagaban en mi memoria y que acordaba haber leído en dos libros que para mí son una manera visionaria, y a la vez histórica, de las marchas de procesión.

Uno de ellos, “La Forma Marcha” escrito por Francisco Javier Gutiérrez, Director de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla, y otro de un erudito de las marchas como es José Ramón Muñoz Berros, titulada la obra “Preludio Penitencial”.

¿Sirve todo? Algunos dirán que lo verdaderamente importante en la música procesional es el ambiente que puedan causar las notas musicales. Y tienen razón, hasta cierto aspecto. Pero, ¿por qué Cristo lleva Bandas de Cornetas y Tambores o Agrupaciones Musicales y María su Madre, al contrario, lleva acompañamiento musical de Bandas de Música o profesionales?.

Detrás de un gran hombre, hay una gran mujer, y sin duda; detrás de Cristo está María. A Cristo le arrebataron la vida de manera traicionera. Su muerte fue trágica y sin miramientos por aquellos que lo crucificaron. Detrás, María, la dulzura que le faltaba a Cristo. Una mujer silenciosa y lamentosa por la muerte de un hijo. Por eso se utilizan las bandas, como se utilizan. A Cristo se le asimila un paso lento y cansado. Duro y estridente, como una Banda de Cornetas o una Agrupación Musical. A María, la dulzura, la belleza, el dolor y la armonía, que solo una Banda de Música puede impregnar en el sentir de una madre.

Y eso nos dice Gutiérrez Juan en su libro “La Forma Marcha”. Que no todo vale. Hay diversos tipos de marchas. Y es cada tipo lo que puede convenir a cada situación. Sin duda, la limitación armónica a la hora de componer una marcha para Bandas de CC y TT o Agrupaciones Musicales, no tiene la variedad que componer para una Banda de Música; una manera inmensa de poder expresar lo que el compositor desea.

No obstante hay hermandades que utilizan los Tríos de Capilla. Los motetes utilizados en estos tríos o Cuartetos de Capilla, no están realizados para andar; si no por el contrario, para crear un ambiente de recogimiento.

Al igual que en marchas, se ven verdaderas barbaridades cofrades en la elección del acompañamiento musical. Desde una Capilla Musical tocando a una Imagen de Gloria, hasta una Banda de Cornetas y Tambores acompañando a una Virgen o Paso de Palio. Los cofrades deberían saber lo que su Imagen Titular o su hermandad necesita. De no “entender” en la materia, deberían dejarse aconsejar por quién si entienda un poco en materia de música cofrade.

Dejadme terminar admirando a las Bandas de Música y sus composiciones, con una frase que el gran maestro Pedro Braña Martínez, nos dejó para la historia: “Un paso de palio, a nuestro juicio, constituye una inspirada página musical. ¿No es cierto que si lo observamos con los ojos del alma, en él hallamos: melodía, fondo armónico, contrapunto, glosa y ornamentación?”

Amigo músico, amigo cofrade; si no crees lo que digo, date un paseo por la red, esa que tan buenos vídeos nos regala; y busca momentos de salidas procesionales que se realicen de Despeñaperros para arriba. No quiero generalizar, pero existen verdaderos desastres, que no tienen solución.

Yo he querido contribuir de una manera altruista a que esto no sucediera. En la bella ciudad de Salamanca quedan algunas de mis composiciones que realicé con amor a Cristo y su Madre María. Una de ellas, “Reina y Señora de San Esteban”, tengo entendido que se toca en la actualidad a algunos pasos de palio, incluida a la Titular que se le compuso, Nuestra Señora de la Esperanza. Así mismo, “Pasión salmantina” obra dedicada a mi amigo Ángel Hernández, es una composición para Trío de Capilla. Otras, como “Mi Sueño en la Clerecía” para Banda de Música, el “Himno a la Caridad y Consuelo” (para órgano y coro y adaptación para Banda de Música) y la Marcha para Cornetas y Tambores “Despojado en el Tormes”, parecen que ya quedaron en el olvido de los salmantinos. Me queda el “consuelo” de que no se puede olvidar lo que nunca se escuchó, y como bien dice mi admirado amigo: Esperanza.

Recuérdalo: las bandas en la calle tienen ese Gran Poder de hacerte sentir lo que sientes, aunque algunos conserven la Esperanza de que esto es una fiesta y que aquí, todo vale.


Manuel Javier Patino Acuña, gaditano y afincado en la Villa de Rota, comenzó a los 7 años de edad en la academia de la Banda de Música Ntro. Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Amargura, en la que permaneció 4 años, obteniendo conocimiento básicos de solfeo, trompeta y corneta. Pasó a la Banda Municipal de Música "Maestro Enrique Galán", donde comenzó a obtener conocimientos en percusión. En 2000 decidió trasladarse a la Banda de Música de la "Fundación Alcalde Zoilo Ruiz-Mateos" donde permaneció durante once años, obteniendo aquí toda su madurez musical. En esta formación musical, a parte de dirigir la sección de percusión, ejerció como profesor de su escuela privada durante 9 años, obteniendo notables resultados en el alumnado. Ha creado Agrupaciones Carnavalescas originales en letra y música, así como un Grupo de Capilla, para actos diversos, que mas tarde se disolvió.


Estudió Percusión con Víctor Pérez; licenciado en percusión por la universidad de Cuba. Ha realizado dos cursos de batería en la Drum School Planet. Ha sido batería oficial del grupo jerezano "Pasaporte a Berlin". Ha colaborado y colabora con la Orquesta del Conservatorio de Jerez de la Frontera "Joaquín Villatoro" y con la Orquesta del Conservatorio de Sevilla "Manuel Castillo". Es miembro de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). Sigue componiendo para el Cantante Jerezano "Alejandro Valle" y diversos tipos de marchas de procesión, pasacalles, pasodobles y música de capilla.


En la actualidad colabora en la dirección musical de la Agrupación Musical "Poder y Esperanza" de San Fernando, formando parte de la nómina de la formación musical como trómbón. Dirige el programa cofrade"Cera y Varal" de Costa Cádiz Comunicación Radio, donde es redactor de dicho medio.