30 de diciembre de 2010

FELIZ 2011


Villancicos en las Hermanitas de los Pobres - Salamanca

La Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras y María Santísima de la Caridad y del Consuelo de Salamanca, dentro de sus postulados de estar al lado de quienes más nos necesitan, ha organizado una serie de actos en la Residencia de Ancianos de las Hermanitas de los Pobres de Salamanca.

De este modo, el pasado domingo día 19 de Diciembre, el Coro de la Virgen de la Salud del Barrio de Tejares fue el invitado por la Hermandad para llevar a cabo una muestra de villancicos tradicionales, interpretados con todo el corazón por los componentes de este grupo coral para el deleite de los residentes.

Y en la misma línea, pero con un estilo totalmente distinto, el nuevo grupo Arcendajas, sería quien el día 26 de diciembre acudiera con todos sus miembros y un variado instrumental a dar cuenta de un amplio repertorio de villancicos sacados de la cultura y folclore tradicional, de la cual sus componentes son unos incansables estudiosos y defensores.

A unos y otros les deseamos grandes éxitos en su andadura. Las fotografías y vídeos han sido cedidas al blog, de manera generosa, por mis hermanos y amigos Oscar García y Diego Porteros. Espero que os gusten.

Coro Virgen de la Salud del Barrio de Tejares














.
Grupo Arcendajas



.

Besamanos Mª Stma. de la Esperanza Macarena - Sevilla 2010

La Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestra Señora del Santo Rosario, Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y María Santísima de la Esperanza Macarena, celebró durante los días 16 al 19 de diciembre el Solemne Besamanos en honor a su Excelsa Titular, Nuestra Señora de la Esperanza Macarena para conmemorar la Fiesta de la Expectación de la Santísima Virgen María, que tuvo su momento cumbre con la Solemne Función celebrada el día 18 de diciembre de 2010, a las ocho y media de la tarde y presidida por D. Ulpiano Pacho Sardón, Presidente del Tribunal Interdiocesano de Primera Instancia y Vicario Judicial de la Archidiócesis de Sevilla.

Circuntancias personales y laborales me han impedido estar en esta ocasión junto a Nuestra Madre de la Esperanza en su festividad, pero gracias a la amabilidad y generosidad de mi hermano y amigo Juan Alberto Mogrera Recio, os puedo mostrar imágenes del mencionado Besamanos. Gracias Juan Alberto por tu inestimable colaboración. Que Nuestra Madre de la Esperanza te proteja con su manto y te colme de Esperanza.







28 de diciembre de 2010

El Misterio del Tiempo - Semillas de fin de año


Las catedrales medievales conservan bellos relojes en la nave o en la torre. En el “espacio sagrado” su carillón recordaba a los fieles el “tiempo sagrado”: el Año Cristiano, el domingo y las fiestas, la Liturgia de las Horas. Meditemos sobre el tiempo.

1 – La medida del tiempo: El Eclesiastés nos ha ofrecido la página más bella sobre la carrera imparable de las manecillas del reloj: “Todo tiene su momento, y cada cosa su tiempo bajo el cielo: Su tiempo el nacer, y su tiempo el morir; su tiempo el plantar, y su tiempo el arrancar lo plantado. Su tiempo el matar, y su tiempo el sanar; su tiempo el destruir, y su tiempo el edificar. Su tiempo el llorar, y su tiempo el reír; su tiempo el lamentarse, y su tiempo el danzar. Su tiempo el lanzar piedras, y su tiempo el recogerlas; su tiempo el abrazarse, y su tiempo el separarse. Su tiempo el buscar, y su tiempo el perder; su tiempo el guardar, y su tiempo el tirar…” (Qo 3, 1-6). ¡Buena reflexión para fin de año!

2 – La fugacidad del tiempo: He aquí dos miradas complementarias. Jorge Manrique, en las Coplas por la muerte de su padre, nos ofrece una visión existencialista y pesimista:


Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando,
cuán presto se va el placer,
cómo, después de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parecer,
cualquiera tiempo pasado
fue mejor”.


El Himno de Laudes del Jueves de la primera semana de la Liturgia de las Horas, ofrece en cambio una reflexión positiva y creyente:

Comienzan los relojes
a maquinar sus prisas;
y miramos el mundo.
Comienza un nuevo día.
Comienzan las preguntas,
la intensidad, la vida;
se cruzan los horarios.
Qué red, que algarabía.
Mas tú, Señor, ahora
eres calma infinita.
Todo el tiempo está en ti
como en una gavilla.


3 – La plenitud del tiempo:

La hora 25 de nuestro tiempo es el tiempo de Dios:“Al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que se hallaban bajo la ley, y para que recibiéramos la filiación adoptiva” (Ga 4, 4-5). Juan Pablo II, durante el rezo de Vísperas del último día de año del año 1996, comentó este texto: “La expresión «plenitud de los tiempos» tiene una dimensión que podríamos definir «histórica»… Con esa expresión san Pablo desea evocar una dimensión más profunda que se refiere a todo lo que se realizó en la cueva de Belén: «envió Dios» al mundo «a su Hijo, nacido de mujer». En estas palabras revive el acontecimiento misterioso de la Noche santa: el unigénito y eterno Hijo de Dios «por obra del Espíritu Santo, se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre». Entró en la historia de los hombres y, en cierto sentido, la superó”.

Esta plenitud del tiempo encuentra su cenit en “la hora” de Jesús, su muerte y resurrección. En las bodas de Caná Jesús dijo a su madre: “Todavía no ha llegado mi hora” (Jn 2, 4). Sin embargo, en vísperas de su pasión, el mismo Jesús dijo ante sus apóstoles: “Ha llegado la hora de que sea glorificado el Hijo de hombre. En verdad, en verdad os digo: si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere, da mucho fruto” (Jn, 12, 23-24).

El espacio y el tiempo son las andaderas del hombre terreno. Nos ayudan a vivir, es verdad, pero también son los barrotes de nuestra esclavitud. Santa Teresa ansiaba salir de “esta cárcel y estos hierros” y ser libre de una vez: “¡Ay, qué larga es esta vida! / ¡Qué duros estos destierros, / esta cárcel, estos hierros / en que el alma está metida! / Sólo esperar la salida / me causa dolor tan fiero, / que muero porque no muero”.

Florentino Gutiérrez. Sacerdote Salamanca, 31 de diciembre de 2010

26 de diciembre de 2010

Navidad Solidaria - Jesús Despojado (Salamanca)

La Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras y María Santísima de la Caridad y del Consuelo de Salamanca intensifica sus actividades y acciones solidarias y de caridad en estas fechas navideñas. Fieles a sus fines, no dudan en echarse a la calle, a pesar del frío intenso que hace en la capital del Tormes, para salir a pedir alimento en favor de los más necesitados.

Acción ésta que no hacen solos, pues desde el año pasado que comenzaron con su "Despójate de un Kilo por Caridad", la Agrupación Musical O.J.E. colabora conjuntamente en este acto. Así, el pasado sábado 11 de Diciembre, los alimentos y donativos recogidos se destinaron a la Residencia de ancianos de las Hermanitas de los Pobres.

El sábado siguiente sería la Charanga "La Escala" quien colaboró con la hermandad, colecta destinada en esta ocasión a la Residencia "Ave María" que acoge a madres solteras y sus niños.

En próximas entradas os informaré de otras actividades que la hermandad lleva a cabo a lo largo de este intenso mes de diciembre, actividades siempre destinadas a hacer felices a quienes en estas fechas necesitan más cariño y atención.

Las imágenes han sido cedidas por Oscar García y Diego Porteros. Si deseas más información, puedes visitar la web de la hermandad.

DIA 11







DÍA 18




23 de diciembre de 2010

Feliz Navidad

Navidad de "agua" - Écija (Sevilla)

Como podéis comprobar en entradas más antiguas, a lo largo de varios meses atrás os fuimos mostrando todas y cada una de las hermandades y cofradías que participan en la Semana Santa de Écija. Desde entonces a esta parte, me he sentido atraído por este precioso pueblo de la “campiña” sevillana, el cual espero tener la oportunidad de visitar algún día.

Y os preguntareis por qué en estos momentos, en los que estamos a las puertas de ir al encuentro del “Niño Dios, del Salvador”, os traigo a la memoria la Semana Santa ecijana. Como supongo habréis seguido a través de los distintos medios de comunicación, páginas webs, redes sociales, etc., el agua ha querido ser su protagonista en estos días previos a la Navidad.

La noche del día 7 de Diciembre el río Genil llegó a alcanzar los 7,30 metros de altura, lo que provocó la inundación del 30% del casco histórico, más de 3000 familias afectadas, casas anegadas, calles cubiertas de agua y lodo,… En definitiva, toda una catástrofe de enorme consideración.

Cuando parecía que los habitantes de esta localidad comenzaban a poner en orden sus casas, sus enseres, el temporal que azota a España de nuevo quiso cebarse con estas buenas gentes, llegando incluso a soportar nuevas inundaciones, en algunos casos hasta cuatro veces en lo que va de mes.

En los vídeos y fotografías que os inserto, podéis ver la magnitud de lo que “os cuento” y haceros una idea de lo que puede pasar por la cabeza de estas personas cuando una y otra vez ven como sus casas, sus pertenencias, flotan entre el agua y el barro, a pesar de los muros, de los ladrillos, que intentaban hacer de barrera en sus puertas.

De nada sirven ahora las lamentaciones oportunistas, buscar culpables, regalar los oídos con mensajes intencionados, etc. Las “victimas” de esta situación supongo que lo que querrán en estos momentos son soluciones más inmediatas a lo que están sufriendo; que las instituciones, seguros, consorcios, etc., asuman sus responsabilidades y comiencen a paliar los daños ocasionados con ayudas económicas, que si bien no van a mitigar el daño moral o personal, al menos servirán para cubrir los gastos materiales.

No voy a entrar en más detalles o valoraciones al respecto, pero sí que quiero dejaros con mi reflexión, la cual es motivo principal de este post. Me imagino un cena de Nochebuena, en torno a mesa camilla, con una colcha haciendo de improvisado mantel, las sillas que han podido salvarse, la televisión con uno o dos canales escuchando el mensaje del Rey, pues la señal del resto no llega por el deterioro de las conexiones, la nevera en el piso de arriba en el mejor de los casos y la cocina aún con los restos de “lima” en los bajos de sus armarios…

Y me imagino como esa familia, que a lo largo de estos días, con sus correspondientes noches de vigilia, despertados por las sirenas de la policía o los bomberos, han estado con el corazón “encogío”, se sienta en torno a esa mesa, y con la sonrisa que nunca se borra de su boca, viven esta “noche-buena” con aquello que han podido salvar, pero juntos, unidos más que nunca, como la auténtica familia de Nazaret, dando gracias a Dios porque a pesar de todo ellos están bien y, aunque cansados, agotados, desesperados,…, pueden compartir la cena de Nochebuena como lo hacemos los cristianos, con Paz, Amor y Esperanza, mucha Esperanza.

Vaya, por tanto, mi recuerdo más cariñoso a todas esas familias que han sufrido las consecuencias de un río que se vuelve loco, de un arrollo que “se convierte en vecino inesperado”, de un barro que quiere formar parte del paisaje en vez de la nieve de mi tierra,… Mi solidaridad, desde la distancia, para todos y cada uno de vosotros y vosotras, que el Santísimo Cristo de La Salud (o de San Gil, si lo preferís) no os abandone jamás y que la Virgen del Valle, Patrona de Écija, os cubra con su manto y os dé mucha Esperanza.

¡Feliz Navidad y mucha suerte!















video