28 de septiembre de 2009

EXPOCOFRADE - FIESTAS DE LA MACARENA 2009


La obra que conforma el cartel presentado el pasado 22 de septiembre ha sido realizada por el joven artista, escultor y pintor, Carlos Peñuela Jordán, destacado hermano de la corporación.

PROGRAMA EXPOCOFRADE - FIESTAS DE LA MACARENA 2009

Jueves, 1 de Octubre
20:00: Inauguración oficial, Visita protocolaria a los stands
21:00: Concierto de la Sociedad Filarmónica Ntra. Sra. del Carmen, de Salteras
23:00: Cierre de la Zona Expositiva
23:15: Actuaciones musicales

Viernes, 2 de Octubre
11:00: Apertura 2ª Jornada de Feria
15:00: Cierre de Zona Expositiva
17:30: Apertura Zona Expositiva
19:00: Los Floristas de la Virgen. Demostración.
20:00: Concierto de la Agrupación Musical Virgen de los Reyes
21:00: Concierto de la Banda de la Centuria Romana Macarena
23:00: Cierre de la Zona Expositiva
23:15: Actuaciones musicales

Sábado, 3 de Octubre
11:00: Apertura 3ª Jornada de Feria
11:30: Degustación de dulces estepeños en el stand de "La Muralla"
12:30: Concierto de la Banda Juvenil de la Centuria Romana Macarena
13:00: El Vestidor. Demostración
15:00: Cierre de la Zona Expositiva
17:30: Apertura de la Zona Expositiva21:00. Concierto de la Banda Municipal de Gines
23:00: Cierre de la Zona Expositiva
23:30: Actuaciones musicales

Domingo, 4 de Octubre
11:00: Apertura de 4ª Jornada de Feria
13:00: Actuaciones infantiles
18:00: Clausura Oficial

¡Felices Fiestas Macarenas a todos/as!

27 de septiembre de 2009

Fin de de Ferias en las Hermanitas de los Pobres - Salamanca

La Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras y María Santísima de la Caridad y del Consuelo tuvo a bien finalizar las Ferias y Fiestas de 2009 con una compañía de entrañable de "amigos y amigas": los ancianos de la Residencia de las Hermanitas de los Pobres de Salamanca.




De este modo y manera, el pasado domingo 20 de Septiembre, Alberto, Carolina y Luz, miembros pertenecientes al Grupo Charro de la Asociación Navega, se acercaron hasta la residencia para ofrecer una amena y variada muestra del folclore tradicional salmantino.




Canciones, bailes, historias y muchos recuerdos, fueron los principales ingredientes para que a lo largo de más de hora y media de actuación, residentes, hermanitas y cofrades, disfrutáramos de la simpatía y el buen hacer de estos tres componentes, los cuales recibieron aplausos, vítores y el prueba de agradecimiento.




Una vez más, ellos, los más necesitados de atención y cariño, fueron los encargados de emocionarnos, de agrandar nuestros corazones y de correspondernos con sus sonrisas, aplausos y muestras de felicidad.




Las fotografías han sido cedidas a este blog por Oscar García Rodríguez y por José Ignacio González Mateos. Más información en la web de la hermandad:





22 de septiembre de 2009

UN OTOÑO DE ESPERANZA

Para ti, que necesitas Esperanza:

Atrás has dejado los rayos del sol que daban vida a tu cuerpo. Luz y calor han estado presentes a lo largo de estos tres meses… y, sin darte cuenta, te has adentrado en una nueva estación: el otoño. El mar, la montaña o la piscina son ya un lejano recuerdo; las fiestas y ferias dan paso a un nuevo curso y, aunque el calor parezca que se resiste a marcharse, no es menos cierto que ya empiezas a sentir el frío en tu cuerpo el cual refugias con cualquier prenda de abrigo.

¡Ay hermano! pero me dices que tu mente y tu espíritu están una “mijita trasroscados”. Como dirían los entendidos, “la caída de la hoja” afecta a nuestras defensas, las cuales tienden a bajar, exponiéndonos a la entrada de quién sabe que tipo de virus. Pero, y los virus que afectan a nuestro alma ¿esos cómo los combatimos?


Alguna vez he escuchado a jóvenes y no tan jóvenes frases como “estoy como el tiempo”. Y en esta precisa época del año, pues estamos como las hojas de los árboles: secas, marchitas, amarillentas… y por los suelos.

Reflexiones tales como “no sé qué hacer con mi vida”, “esto siempre es lo mismo”, “tengo tantos años y ya todo me da igual, paso de todo”, etc. suelen estar en boca de muchas y muchos de mis hermanos y amigos. Y lo que es peor, algunos pasan por momentos difíciles mentalmente, donde los miedos somatizados, los dolores, las ganas de quedarse en casa, en definitiva, las depresiones, están a la orden del día. ¡Ay si yo te contara hermano…!

Bien es cierto que para remedio de muchos de estos males existen terapias y tratamientos especializados que sin duda contribuyen a mejorar nuestro estado de ánimo y gracias a los cuales nos mantenemos firmes cada día. Cada vez somos más los que recurrimos a los “trankimazines” o similares para afrontar nuestros problemas, convirtiéndolos en nuestros compañeros de viajes de por vida.

Ahora bien, sin desechar lo anterior – Dios me libre de entrometerme en los conocimientos de la salud mental – me atrevo, con tu permiso, a proponerte un plan: Un Otoño de Esperanza.

Para ello has de cambiar el ocre de las hojas de los árboles por el verde de su manto; un manto que nos acoge a todos sin condición, nos da cobijo y nos protege de los “virus” que nos acechan. No te pido que hagas como si no pasara nada, sino que busques en Ella la solución a tus males.

Ten fe, porque tu fe se convertirá en auxilio para tu espíritu. Ella, Nuestra Esperanza, es el mejor referente que el Señor nos puede ofrecer para demostrarnos que la confianza en uno mismo, en las personas que quieres y te quieren y, sobre todo, en el amor hacia los demás, son la mejor terapia para paliar tu pesar.

Ábrele tu corazón, deja que sus manos te acaricien, se su fiel imitador y verás como pronto encontrarás su Consuelo. Porque Ella es, sobre todo, Esperanza y Consuelo para nosotros.

Disfruta de las cosas que te ofrece la vida, en el cariño y la amistad que te regalan tus familiares y amigos y cuando se presenten esos momentos en los que el desasosiego y la ansiedad se apoderan de ti, acuérdate de los viejitos de las Hermanitas de los Pobres, de su sonrisa a cambio de unos bailes charros o de un frasco de colonia el día de su cumpleaños. Piensa en todo lo que has puesto de ti para que Ella se sienta orgullosa de lo que haces para que tu proyecto personal de vida no se vea truncado por las debilidades y el pecado.

Y recuerda que Ella, Nuestra Esperanza, está siempre ahí, cada día, cada semana, cada largo mes de este complicado otoño, ofreciéndote la luz, la fuerza, la ilusión para que tus sueños se vean cumplidos, para que tus propuestas no caigan en saco roto, para que su amor fortalezca tu amor hacia los demás,… En definitiva, abre tu corazón a la Esperanza, porque a través de la Esperanza te será más fácil llegar a Su Hijo Bendito, Nuestro Señor, que se Despojó de todo lo suyo para gloria nuestra.

19 de septiembre de 2009

Ofrenda a la Virgen de la Vega - Salamanca

Como cada 7 de septiembre, los salmantinos son fieles a su fe y devoción a la Virgen de la Vega, patrona de la ciudad del Tormes. Cultura, fe y tradición se dan cita en la jornada previa a las Ferias y Fiestas con una ofrenda floral a la Santísima Virgen.

La devoción a la Virgen de la Vega data del siglo VIII, cuando ya se la adoraba en una pequeña ermita, junto al citado río Tormes, devoción y culto que acrecentaron los monjes agustinos en el siglo XII.

En el año 1653 es nombrada patrona de Salamanca, tras su proclamación unos años antes.

La procesión parte de la Iglesia de la Santísima Trinidad (El Arrabal). En ella participan numerosos grupos de charros y charras vestidos con sus ropas tradicionales, llevando cestas, arcos y ramos de flores para ofrecérselos a la Virgen.

Llevada a hombros por mujeres pertenecientes a la Asociación del Traje Charro, discurre por el Puente Romano hacia la Plaza Mayor para llegar al Atrio de la Catedral Nueva donde es instalada ante un gran arco de flores.

A lo largo del recorrido, no faltan las jotas charras a ritmos de gaita y tamboril, lo que da un ambiente festivo a la procesión.

Las fotografías siguientes han sido tomadas por José Ignacio González Mateos, quien generosamente me las ha cedido para su publicación.
































¡Viva la Virgen de la Vega!