19 de octubre de 2009

Juana Jugan, la Santa de las Hermanitas de los Pobres

La Canonización
El pasado domingo día 11 de Octubre de 2009 el Papa Benedicto XVI procedió a la canonización de la beata Juana Jugan, fundadora de las Hermanitas de los Pobres. Las palabras pronunciadas por el Santo Padre durante la homilía dirigidas a Santa Juana Jugan fueron las siguientes:

Por su obra admirable al servicio de las personas ancianas más necesitadas, Santa María de la Cruz es también un faro para guiar a nuestras sociedades, que deben redescubrir el lugar y la aportación única de este periodo de la vida. Nacida en 1792 en Cancale, en Francia, Juana Jugan se preocupó de la dignidad de sus hermanos y hermanas en la humanidad, a los que la edad había hecho vulnerables, reconociendo en ellos a Cristo mismo. “Mirad al pobre con compasión, decía, y Jesús os mirará con bondad en vuestro último día”. Esta mirada de compasión hacia las personas ancianas, que nacía de su profunda comunión con Dios, Juana Jugan la comunicaba mediante su servicio alegre y desinteresado, que llevaba a cabo con dulzura y humildad de corazón, deseando ser ella misma pobre entre los pobres.

Juana vivió el misterio del amor aceptando, en paz, la oscuridad y la austeridad hasta su muerte. Su carisma sigue siendo actual, puesto que muchas personas ancianas sufren múltiples condiciones de pobreza y soledad, a veces, incluso abandonadas por sus familias. El espíritu de hospitalidad y de amor fraternal, basado en una confianza ilimitada en la Providencia, en la cual Juana Jugan encontraba la fuente de las Bienaventuranzas, iluminó toda su existencia.

Este impulso evangélico sigue presente hoy en el mundo en la Congregación de las Hermanitas de los Pobres, que ella fundó y que da testimonio a su vez de la misericordia de Dios y del amor compasivo del Corazón de Jesús por los pequeños. Que Santa Juna Jugan sea para las personas ancianas una fuente viva de esperanza y para las personas que generosamente se ponen a su servicio, un estímulo potente para proseguir y desarrollar su obra.


Trayectoria de una vidaTras una infancia pobre y una juventud laboriosa, Juana Jugan, nacida en Cancale (Francia) en 1972, marcha a St. Servan, impulsada por el deseo de servir a Cristo en sus hermanos que sufren. Dios, que la llama a una entrega total de sí misma, le muestra el camino en 1839, año en que acoge en su casa a una anciana ciega, abandonada, dándole su propia cama. Este gesto le comprometerá para siempre.

En la persona de otros ancianos, el Señor multiplicará su llamada. En 1843, serán cuarenta en torno a Juana y a sus primeras compañeras. Elegida superiora de la pequeña asociación que se encamina hacia una verdadera vida religiosa, pronto será destituida de ese cargo, relegándola al último lugar por quien se erige fundador. Ante la injusticia, Juana responde con su silencio y abandono. Su fe y amor descubren en este acontecimiento el camino de Dios para ella y para su familia religiosa. Se dedica enteramente a la colecta para los pobres; gesto de caridad y reparto, básico para las subsistencia de la familia. Desde 1852, el arrinconamiento será total. Ella lo acepta con heroica humildad.

A su muerte, el 29 de agosto de 1879, en La Tour St. Joseph (casa madre y noviciado), pocas hermanitas saben que ella es la fundadora. Su influencia junta a las jóvenes novicias con las que compartirá su vida durante 27 años, será sin embargo, decisiva. A través de este contacto, transmitirá el carisma inicial y el espíritu de los orígenes.

Hermanitas de los PobresSiguiendo el ejemplo de Santa Juan Jugan, la congregación de las Hermanitas de los Pobres, extendida en 32 países de los 5 continentes, ejerce la misión apostólica que le confía la iglesia: la hospitalidad con las personas mayores. Humilde servicio que realiza a través de comunidades fraternas internacionales que viven el espíritu de humildad, con una inquebrantable confianza en la Providencia de Dios.

Las Hermanitas de los Pobres actualizan el gesto de su fundadora: acoger, confortar y cuidar hasta su muerte a los ancianos, cualquiera que sea su nacionalidad, respetando su libertad, dignidad y creencias religiosas, y optando por el respeto a la vida, de la que sólo Dios es dueño.

Misa de Acción de GraciasAl igual que en otras ciudades de nuestra geografía, en Salamanca se celebró el sábado día 17 de Octubre una Misa de Acción de Gracias con motivo de la Canonización de Juana Jugan, presidida por D. Carlos López Hernández, Obispo de Salamanca. Desde las 12.00 de la mañana, la Iglesia de la Purísima acogió a numerosos fieles, entre los que se encontraban las propias Hermanitas de los Pobres, ancianos/as de la residencia, miembros de la Asociación Juana Jugan, religiosos/as, voluntarios, etc. y una representación de la Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus vestiduras y María Santísima de la Caridad y del Consuelo.



Al concluir la eucaristía, los miembros de la hermandad hicieron entrega a la superiora de la congregación, Madre María del Rosario, de un cuadro conmemorativo del acto.




“Sea una hermosa Rosa de Caridad” (Santa Juana Jugan)


(Imágenes cedidas por Diego Porteros - Prohibida su reproducción sin permiso del autor)