12 de octubre de 2013

Blog de Macareno 40 en MAS Pasión7 (El Correo de Andalucía)

Y todos daban buen testimonio de él, y estaban maravillados de las palabras de gracia que salían de su boca, y decían: ¿No es éste el hijo de José?

Él les dijo: Sin duda me diréis este refrán: Médico, cúrate a ti mismo; de tantas cosas que hemos oído que se han hecho en Capernaum, haz también aquí en tu tierra. Y añadió: De cierto os digo, que ningún profeta es acepto en su propia tierra.

Y en verdad os digo que muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando el cielo fue cerrado por tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en toda la tierra; pero a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una mujer viuda en Sarepta de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempo del profeta Eliseo; pero ninguno de ellos fue limpiado, sino Naamán el sirio.

Al oír estas cosas, todos en la sinagoga se llenaron de ira; y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada la ciudad de ellos, para despeñarle. Mas él pasó por en medio de ellos, y se fue. (Lucas 4:22–30)


Hace unos días, Manuel J. Fernández, redactor de Mas Pasión 7 (El Correo de Andalucía) se puso en contacto conmigo para comunicarme que les gustaría recomendar mi blog, tu blog, en la edición de este mes de Octubre y que quienes residís en Sevilla, sabéis que se publica el primer domingo de mes conjuntamente con el diario El Correo de Andalucía.

Puedes imaginar que mi sorpresa fue mayúscula, pues si bien la temática del blog es prácticamente cofrade en su totalidad y las publicaciones recogen artículos, noticias y fotografías de Sevilla y otras ciudades andaluzas, no es menos cierto que en él tienen cabida otros temas vinculados a la Iglesia, a la formación y evangelización de los cofrades así como a determinados acontecimientos semana-santeros de la ciudad en la que hoy por hoy resido, Salamanca. Y todo ello dentro de un contexto intrínsecamente ligado a mi fe, a mi devoción y a quién nunca seré capaz de agradecer todo cuánto hace por mí: la Santísima Virgen, la Madre de Dios, Nuestra Esperanza Macarena.

Por ello que, junto a tan grata sorpresa, me sentí enormemente agradecido y de un modo especial a la persona de Manuel J. Fernandez y a todo el equipo que hacen posible que Mas Pasión 7 llegue cada mes a los hogares de muchos cofrades.

No te voy a negar que jamás se pasó por mi cabeza que el “Blog de Macareno40” pudiera ser recomendado y formar parte de dicha publicación, pues no considero que sea un Blog que merezca tal relevancia, dicho con la más absoluta humildad, y si así lo fuera, es de justicia admitir que el mérito no es solo mío, sino de todos aquellos que colaboraran desinteresadamente aportando sus artículos, fotografías, vídeos etc., tal y como expreso en mi presentación del mismo:

El "Blog de Macareno 40", es un espacio virtual que pretende acercarte mis sentimientos, mis opiniones, mis momentos... de la mano y protección de la Santísima Virgen de la Esperanza Macarena y con la inestimable colaboración de gentes de todos los lugares, que prestan sus trabajos a través de reflexiones, fotografías, vídeos... Siéntete como en tu casa, pero recuerda que no es necesario que compartas todo lo que en él se publique, aunque ello venga desde un corazón que se siente macareno por la gracia de Dios.


Por tanto, y para concluir, gracias a cuantos os acercáis hasta él, pues sois el mejor estímulo para seguir adelante; gracias a quienes me dais motivos suficientes para compartir mis artículos y reflexiones, aunque para algunos se conviertan en ocasiones en la mejor excusa para vomitar su odio y resentimiento contra mí, justificar su ineptitud e incrementar “su prima de riesgo”. Y, sobre todo, gracias a quienes desde esa bendita tierra que quiero, disfruto, siento, añoro y deseo – SEVILLA – me dais vuestro cariño, apoyo, comprensión y toda la Esperanza del mundo para levantarme cuando me caigo una y otra vez y me acogéis en vuestros corazones sin más condición que aceptarme y respetarme tal como soy. Termino con las palabras de Jesús: “Nadie es profeta en su tierra”… salvo excepciones. Muchas gracias.