5 de agosto de 2013

La Basílica de la Esperanza Macarena, uno de los monumentos más visitados de Sevilla



Según la edición digital del Diario ABC de hoy 5 e Agosto de 2013, la Basílica de Santa María de la Esperanza Macarena de Sevilla, es uno de los monumentos más visitados por propios y extraños.

También conocida popularmente como Basílica de La Macarena es un templo católico situado en el número 1 de la calle Bécquer, en el barrio de La Macarena. El edificio constituye la sede de la Hermandad de La Esperanza Macarena, que hace Estación de Penitencia en La Madrugada del Viernes Santo con las Sagradas Imágenes de María Santísima de la Esperanza Macarena y Nuestro Padre Jesús de la Sentencia.


Su construcción fue iniciada en 1941, cuando el 13 de abril, Pedro Segura y Sáenz, Cardenal Arzobispo de Sevilla, bendijo los terrenos en los que se edificó y colocó la primera piedra del templo, siendo bendecido a su conclusión el 18 de marzo de 1949  por el citado D. Pedro Segura y Sáenz  y cuyo destino principal fue albergar a las Imágenes Titulares de la Hermandad de la Macarena, que hasta entonces se veneraban en su capilla de la Parroquia de San Gil, incendiada en 1936.

La obra fue llevada a cabo por el arquitecto sevillano Aurelio Gómez Millán, y se trata de un edificio de una sola nave con capillas laterales. El templo obtuvo la dignidad de Basílica Menor por una bula de 12 de noviembre de 1966 concedida por el papa Pablo VI, siendo de este modo el primer templo sevillano en ostentar esta dignidad.


Ideada por su autor en estilo barroco andaluz –respondiendo así a los deseos de la Junta de Gobierno presidida por D. Francisco Bohórquez - se accede a ella a través de un pórtico que combina arco y dintel sustentados por columnas marmóreas, sobre el que se sitúa un entablamento en el que se abre una hornacina que alberga la escultura que representa la virtud teologal de la Esperanza. En un segundo plano de la fachada se levanta airosa espadaña, ampliada posteriormente.

El interior se decora con mármoles de varios colores y pinturas al fresco de Rafael Rodríguez, concebidas a partir de un programa iconográfico centrado en la Virgen Madre de Dios.

Tanto en el presbiterio como en las capillas laterales se sitúan retablos en madera dorada, obras del taller de Juan Pérez Calvo. En el mayor, que alberga a la Santísima Virgen de la Esperanza, se abre el camarín de la venerada Titular, cuya decoración de orfebrería es una de las mejores obras de Fernando Marmolejo Camargo.


En los de las cuatro capillas laterales se veneran las Imágenes de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, la Virgen del Santo Rosario, Cristo de la Salvación y las Patronas de Hispanoamérica, respectivamente.


En octubre de 2009 tuvo lugar la inauguración del nuevo museo de la Basílica con nuevos espacios y diseño de vanguardia. Las nuevas instalaciones disponen de 800 m2 distribuidos en tres plantas en las que se asume el reto de ofrecer una visión completa de la Semana Santa de Sevilla empleando los enseres procesionales y litúrgicos que ha ido atesorando la hermandad en sus más de cuatro siglos de existencia. Los entonces Cardenal Arzobispo de Sevilla, Monseñor Carlos Amigo Vallejo, acompañado del Alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, y del Hermano mayor Juan Ruíz Cardenas, fueron los inauguradores de las instalaciones.


Información obtenida por: