20 de marzo de 2011

Javier Aguilar - Pintura para la Esperanza



Desde el pasado día 7 de marzo y hasta hoy domingo 20, el Salón de Actos de la Hermandad de la Macarena de Sevilla ha acogido una muestra de pintura que algunos estábamos deseosos de contemplar. ¡Y qué mejor espacio que la casa de hermandad de los macarenos!

Gracias a mi presencia en Sevilla con motivo del primer ensayo he tenido la gran suerte de contemplar y admirar "in situ" los trabajos de este extraordinario pintor pontanés, algunos de los cuales conocía a través de la red, lo que me motivaba aún más para acercarme a la exposición.

Pero Ella, siempre Nuestra Esperanza, me tenía reservada una agradable sorpresa. Estoy convencido de que Ella fue la que intercedió ante Su Hijo Sentenciado para que pusiera ante mi al artista, a la persona, a Javier Aguilar. Os confieso que la media hora que compartimos fue todo un "estar muy a gustito", pues aunque ambos nos conocíamos desde hace algunos años, no habíamos tenido la oportunidad de estar juntos en persona.

Puedo confesaros, como podéis comprobar por sus obras, que Javier es un pintor de una talla impresionante, capaz de plasmar en sus lienzos esos detalles que siempre llaman nuestra atención: las miradas, las manos, los gestos. Sus obras cobran tanta vida que, al contemplarlas, - los no entendidos siempre soltamos la misma estupidez -pensamos que estamos ante una fotografía.

Pero Javier es mucho más que un artista, un pintor... En el encuentro que mantuve con él tuve la oportunidad de encontrar a una persona encantadora, cariñosa, tranquila y afable en el trato, comprometido con su trabajo y sus pasiones y dispuesto a "perder el tiempo" con gentes como yo que no nos cansamos de agobiarle a preguntas sobre sus obras...

Deciros algunas cosas más sobre quién es Javier Aguilar Cejas: es Técnico Superior en Artes Plásticas, Joyería y Platería Artística y miembro de la Capellanía de los Artistas de Siena (Italia). Su vinculación con la Semana Santa de Puente Genil es grande, siendo Mayordomo de la Patrona, la Purísima Concepción, colaborando también con hermandades de Córdoba, Sevilla, Granada y Málaga.

Sus trabajos no se limitan solamente al ámbito cofrade, sino que se complementan con pinturas taurinas, cerámicas, retratos, etc.

A continuación os dejo con parte de la muestra que tuve el honor de presenciar y compartir con el autor y que, como podréis observar, está enmarcada en la propia hermandad macarena junto con otras obras de singular espectacularidad. Significar, pues no puedo por menos, que de la pared principal del salón cuelga un majestuoso cuadro de Nuestra Madre de la Esperanza, un cuadro que está pidiendo a gritos que no lo descuelguen al concluir la exposición.

Javier, gracias por compartir tu tiempo conmigo, por obsequiarnos con tu extraordinario trabajo, por permitirme conocerte personalmente. Un beso para ti y para María.