22 de mayo de 2009

"Sevillanización de algunas Semanas Santas"

Con sumo agrado os transcribo el siguiente artículo de mi amigo y hermano José Luis Bernabé "El Guindi", artículo en el que muchos nos vemos reflejados por algún motivo u otro. Léase como una reflexión hecha desde el corazón y fruto de la experiencia, de muchas horas compartiendo momentos con gentes de unos y otros lugares de España, y no como una lección que pretende sentar cátedra. Gracias, José Luis, por servirte de mi blog para expresar tus sentimientos. ¡Ahí quedó!

Muchas veces el ser humano tiende a creerse el centro del universo. En ocasiones pensamos que sólo nosotros tenemos la posesión de la verdad de las cosas y que el resto de los mortales no hace más que estropear todo lo que nosotros hacemos a la perfección.

Este ombliguismo, cofrade en nuestro caso, nos provoca en ocasiones sensación de menosprecio por todo aquello que hacen otros y que no ha salido de nuestra cosecha, sin darnos cuenta que este mundo hay muchas personas cuyo mérito es excepcional por cuanto luchan en condiciones muy difícles, lejos de las creencias y costumbres sevillanas, predicando en muchas ocasiones en el desierto, contraviniendo las costumbres de su tierra y somentiendo poco a poco a una "sevillanización" de su Semana Santa que en numerosas ocasiones no siempre son entendidas. Son acusados despectivamente en muchos casos de "querer copiar a los sevillanos". En definitiva se pasan medio año acudiendo a Sevilla, mirando a tal o cual paso, a tal o cual capataz, a base de sacrificio en el sueño, en la cartera, en sus matrimonios, pasando noches enteras en estaciones de tren, o en carreteras de media España, jugándose el tipo en ocasiones, con la ilusión de algún día poder "exportar" esos conocimientos a sus queridas hermandades.

Este esfuerzo a veces tiene su recompensa. Mi gratitud y mi sincero respeto a todas esas personas que de una u otra manera están dignificando la Semana Santa y quisiera añadir que hoy por hoy, en la Semana Santa de Sevilla, muy pocos pasos se mueven tan fino y elegante como lo hace este paso de palio en el video que aparece al final del texto. Quizá algunos de aquí deberíamos de empezar a salir y aprender de los de fuera.


José Luis Bernabé "El guindi"