17 de mayo de 2020

La Basílica de la Macarena abre sus puertas a la Esperanza

Muchos sevillanos anhelaban la llegada de la Fase 1 de una desescalada que nos permitirá el reencuentro con nuestros seres queridos, con nuestros amigos, con nuestros hermanos, …

Tras dos meses confinados en nuestras casas, como consecuencia del Estado de Alarma necesario para evitar el contagio de un virus que ha venido para quedarse, la Basílica de la Macarena abría sus puertas al culto público el pasado lunes 11 de mayo, fecha en la que la provincia de Sevilla entró en la citada Fase 1 de una transición a la nueva normalidad que se está alargando más de lo que muchos deseamos.

230.00 contagios, 27.700 muertos y, gracias a Dios y a la labor impagable de los sanitarios, 150.000 curados. Era, pues, el momento de postrarse a los pies del Señor de la Sentencia, de la Madre de Dios del Santo Rosario y de la Esperanza Macarena.

Agradecimientos, ruegos, oraciones, en definitiva, necesidad de expresar y transmitir múltiples sentimientos presos en nuestros corazones y que salían a borbotones ante la presencia de Nuestros Sagrados Titulares.

Aún quedan muchas “chicotás” por recorrer. La paciencia, el agotamiento, la tristeza y la desesperación se confunden con la Esperanza que la Madre del Hijo nos ofrece para pasar este amargo trance. Espero y deseo que ese momento llegue pronto, que las cifras de contagiados y fallecidos dejen de aparecer en las noticias y las de miles de curados ocupen su espacio. Ese será el momento en el que muchos trabajadores volverán a sus trabajos; empresarios y pequeños autónomos quitarán el cartel de “cese de actividad”; volveremos a pasear por nuestras calles, nuestros parques, nuestras playas y montañas.

Será el momento definitivo de los reencuentros. Reencuentro contigo, que no pudiste esperar más y atravesaste emocionada la puerta de la gloria macarena, brindándonos la posibilidad de disfrutar de tus maravillosas fotografías. Gracias Pilar por ello, por cuidar de mi corazón desde la distancia, por aguantar mis cabreos y bajones a lo largo de este tiempo. Pronto, seguro que sí, estaremos juntos ante Ellos para agradecerles su protección.

La Junta de Gobierno de la Hermandad de la Macarena, como no podía ser de otra manera, ha adoptado las medidas necesarias y de seguridad para que los macarenos, los devotos, los visitantes y trabajadores de la casa, puedan y podamos estar ante Ellos, celebrar nuestros cultos, cumpliendo con las normas del Gobierno, de la Comunidad Andaluza y de la Archidiócesis de Sevilla.

Una puerta que se ha abierto y que así permanecerá para favorecer el tránsito de los que acudan a la Basílica, por medio de un itinerario perfectamente señalizado, guardando la distancia interpersonal y, para que la Esperanza Macarena irradie Esperanza a Sevilla, a España y al mundo entero, desde su inmenso corazón, de par en par, como puede contemplarse desde los aledaños sin necesidad de tener que acceder al interior de la iglesia.

Toda la información relativa a horarios, visitas al camarín, museo, etc. puedes encontrarlas perfectamente detalladas en la web oficial de la hermandad. https://www.hermandaddelamacarena.es/