1 de julio de 2016

Procesión Extraordinaria - 75 Aniversario de la Bendición de Nuestra Señora de la Soledad (Salamacanca)


Corrían los primeros meses del año del Señor de 1941 cuando la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad recibía, de manos del escultor valenciano D. Mariano Benlliure Gil, una nueva talla de la Santísima Virgen que por fin fuese del agrado de los devotos salmantinos.

Aquella Semana Santa procesionó por vez primera por las calles de Salamanca, siguiendo un itinerario muy similar al de nuestros días: S.I.B. Catedral Nueva, Pla y Deniel, Palominos, San Pablo, Plaza Mayor, Corrillo, Rúa, Plaza de San Isidro, Libreros, Calderon de la Barca y Catedral.

Desconozco si la Hermandad de la Señora de Salamanca organizó algún tipo de acto de culto interno o externo con motivo del 25 Aniversario de la Bendición de la Sagrada Imagen. Pero si puedo dar testimonio y, por supuesto, gracias a Ella, de haber podido vivir su 50 (15-06-1991) y 75 (19-06-2016) Aniversarios aunque presencialmente haya sido de forma distinta por razones que no vienen al caso. 

Un Besamanos Extraordinario celebrado el pasado 18 de Junio fue la ante sala de los principales actos organizados para la soleada mañana del domingo 19, comenzando con la Solemne Eucaristía en honor a Nuestra Madre (11:00 horas - Catedral Nueva), siguiendo con una Procesión Extraordinaria que recorrió las principales arterias del casco antiguo salmantino.

Momentos y recuerdos se confundieron en mi mente y en mi corazón al ver de nuevo a la Señora por las calles salmantinas, acompañada de los miembros de la hermandad, de representantes de otras hermandades salmantinas y de devotos y curiosos que se sumaron de un modo u otro a esta histórica efemérides, junto con las máximas autoridades eclesiásticas, civiles y militares. El acompañamiento musical corrió a cargo de la Agrupación Musical Virgen de la Vega de Salamanca.

Cercanas las 16:00 de la tarde, el cortejo se adentraba en la Casa Madre de la Diócesis salmantina, tras cuatro horas de alegría y emociones a lo largo de las cuales pude compartir encuentros, saludos y momentos que mis antiguos hermanos de la Soledad y con otros de diferentes hermandades mientras cumplía con mi compromiso - gracias por darme la oportunidad - de representar a la Hermandad de Jesús Despojado de Salamanca.

Desde aquí aprovecho para felicitar a todas y todos los hermanos de la Soledad salmantina por éste 75 Aniversario, por su cariño a la Santísima Virgen, demostrado a la hora de llevarla sobre sus hombros y acompañándola bien desde las aceras, bien participando en el propio cortejo. Ya queda menos para 2041, aunque mucho me temo que este bloguero no estará para muchos "trotes".

Gracias, cómo no, a mi sublime amigo Heliodoro Ordás Goméz, cuyo reportaje gráfico adjunto a este post para que puedas ver y disfrutar - si es el caso - con imágenes del desarrollo de la procesión.  









































































































































¡VIVA LA VIRGEN DE LA SOLEDAD, VIVA LA SEÑORA DE SALAMANCA!