7 de mayo de 2018

Mi "pequeña Esperanza Macarena" en el mes de Mayo, mes de María

Durante siglos, la Iglesia Católica ha dedicado todo el mes de mayo para honrar a la Virgen María, la Madre de Dios. Es común que las parroquias tengan en mayo un rezo diario del Rosario y muchas erijan un altar especial con una imagen de María, imagen a la cual se suele coronar, tradición o costumbre que es conocida como Coronación de Mayo.

Sin embargo, los altares y coronaciones en este mes no son solo cosas "de la parroquia". Podemos y debemos hacer lo mismo en nuestros hogares para participar más plenamente en la vida de la Iglesia.

Debemos darle un lugar especial a María, no porque sea una tradición de larga data en la Iglesia o por las gracias especiales que se pueden obtener, sino porque María es nuestra Madre, la madre de todo el mundo y porque se preocupa por todos nosotros, intercediendo incluso en los asuntos más pequeños. Por eso se merece todo un mes en su honor. (Fuente Aciprensa).

En mi casa, "Mi pequeña Esperanza Macarena", imagen para mi devoción particular, la de mi familia y amigos, obra de Ana Rey (Agosto 2014) luce así de bonita gracias a Sergio Carrera, vestidor de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus vestiduras (Salamanca) que ha puesto todo su amor y arte para que Ella brille de este modo.

Amor y devoción que no le han faltado a María del Pilar Pérez Gómez a la hora de fotografiarla y así llevaros un poquito de "mi Esperanza" en este mes de mayo el que la primavera se hace presente en nuestras vidas. Gracias Sergio y Pilar por vuestro trabajo, cariño y devoción a "Mi pequeña Esperanza Macarena".















































Venid y vamos todos con flores a porfía
con flores a María
que Madre nuestra es.