21 de febrero de 2014

Papa Francisco: Reflexiones, palabras, para meditar y rezar

Desde la tierra de María Santísima, a pocos metros de la Gloria Macarena y a escasas horas para que de comienzo la igualá de costaleros del paso de la Santísima Virgen de la Esperanza Macarena, qué mejor que compartir contigo, en esta tarde de viernes bañada por el sol hispalense, unas cuantas meditaciones que el Papa Francisco, dentro de su gran y maravilloso magisterio, nos ofrece para reflexionar, solos o en compañía.


Rezar con los 5 dedos - La oración que enseñó el Papa Francisco

1.El pulgar es el más cercano a ti. Así que empieza orando por quienes están más cerca de ti. Son las personas más fáciles de recordar. Orar por nuestros seres queridos es "una dulce obligación"

2. El siguiente dedo es el índice. Ora por quienes enseñan, instruyen y sanan. Esto incluye a los maestros, profesores, médicos y sacerdotes. Ellos necesitan apoyo y sabiduría para indicar la dirección correcta a los demás. Tenlos siempre presentes en tus oraciones.

3. El siguiente dedo es el más alto. Nos recuerda a nuestros líderes. Ora por el presidente, los congresistas, los empresarios, y los gerentes. Estas personas dirigen los destinos de nuestra patria y guían a la opinión pública. Necesitan la guía de Dios.

4. El cuarto dedo es nuestro dedo anular. Aunque a muchos les sorprenda, es nuestro dedo más débil, como te lo puede decir cualquier profesor de piano. Debe recordarnos orar por los más débiles, con muchos problemas o postrados por las enfermedades. Necesitan tus oraciones de día y de noche. Nunca será demasiado lo que ores por ellos. También debe invitarnos a orar por los
matrimonios.

5.Y por último está nuestro dedo meñique, el más pequeño de todos los dedos, que es como debemos vernos ante Dios y los demás. Como dice la Biblia "los últimos serán los primeros". Tu meñique debe recordarte orar por ti. Cuando ya hayas orado por los otros cuatro grupos verás tus propias necesidades en la perspectiva correcta, y podrás orar mejor por las tuyas.

Reflexión para Meditar

NO llores por lo que perdiste, lucha por lo que te queda.
NO llores por lo que ha muerto. Lucha por lo que ha nacido en ti..
NO llores por quien se ha marchado.Lucha por quien esta contigo.
NO llores por quien te odia. Lucha por quien te quiere.
NO llores por tu pasado. Lucha por tu presente.
NO llores por tu sufrimiento Lucha por tu felicidad... con las cosas que ha uno le suceden vamos aprendiendo que nada es imposible de solucionar, solo sigue adelante


Oraciones
  • El secreto de la vida cristiana es el amor. Sólo el amor llena los vacíos, las profundidades negativas que el mal crea en los corazones.
  • Ustedes son transmisores de la fe, tienen el deber de trasmitir esta fe a estos niños. Es la mejor herencia que les dejarán a ellos:¡la fe! Sólo esto.
  • Para ser apóstol hay que rezar y anunciar el Evangelio.
  • El Señor llama a la puerta de nuestro corazón. ¿Quizás hemos colocado un pequeño cartel que dice: “No molestar”
  • Ningún anciano debe estar “exiliado” de nuestra familia. Los ancianos son un tesoro para la sociedad.
  • Contemplemos la humildad del Hijo de Dios, que ha nacido pobre. Imitémosle compartiendo con los más débiles.
  • Esto os pido: sed pastores con "olor a oveja", que eso se note; pastores en medio al propio rebaño, y pescadores de hombres.
  • Queridos jóvenes, Jesús quiere ser su amigo; y quiere que ustedes transmitan por doquier la alegría de esta amistad.
  • En los barrios, en los lugares de trabajo, ¡cuántas guerras por envidia y celos! Incluso en la familia misma, ¡cuántas guerras internas!. Nosotros debemos pedir al Señor que nos haga comprender bien esta ley del amor. Cuán hermoso es amarnos los unos a los otros como hermanos auténticos. ¡Que hermoso es!
  • Tener un lugar donde ir, se llama hogar. Tener personas a quienes amar, se llama familia. Y tener ambas se llama bendición.
  • Le digo a los matrimonios, peleense cuanto quieran, pueden volar los platos, pero nunca terminen el día sin pedirse perdón.
  • Pido que emprendan con valentía y decisión el camino del encuentro y de la negociación.
  • La humanidad tiene necesidad de ver gestos de paz y de oír palabras de Esperanza y de paz
  • La paz es un bien que supera cualquier barrera, porque es un bien de toda la humanidad.Queridos jóvenes, recen conmigo por la paz en el mundo.¡Que una cadena de compromiso por la paz una a todos los hombres y mujeres de buena voluntad!
  • No tengan miedo de pedir perdón a Dios. Él no se cansa nunca de perdonar. Dios es todo misericordia.
  • Que la Iglesia sea siempre un lugar de misericordia y Esperanza, donde cada uno se sienta acogido, amado y perdonado.
  • Queridos jóvenes, ¡tened un ánimo grande! ¡No tengáis miedo de soñar cosas grandes!
  • Los milagros existen, pero es necesario rezar. Con una oración ferviente, insistente, perseverante, no una oración para cumplir.
  • Queridos jóvenes, aprended de san José que, pese a pasar por dificultades, nunca perdió la confianza en Dios, y así las superó.
  • Quien trabaja es digno, tiene una dignidad especial, una dignidad de persona.
  • Dios es un Papá (Padre) para nosotros. Nos trata como hijos, nos comprende, nos perdona, nos abraza, nos ama aún cuando nos equivocamos.
  • No debemos tener miedo de la bondad, más aún, ni siquiera de la ternura.
  • ¡Que se acabe el sonido de las armas!, pues la guerra significa siempre el fracaso de la paz, es siempre una derrota para la humanidad.
  • Las palabras de la paz, son “perdón, diálogo, reconciliación”, tanto “en la amada nación siria, en Oriente Medio, en todo el mundo”.
  • Todos los matrimonios pasan por momentos difíciles, pero estos encuentros con la Cruz nos fortalecen para recorrer el camino del amor.
  • "Nuestro objetivo no es el proselitismo sino la escucha de las necesidades, de los deseos, de las desilusiones, de la desesperación, de la Esperanza. Debemos devolver la Esperanza a los jóvenes, ayudar a los viejos, abrirnos hacia el futuro, difundir el amor. Pobres entre los pobres. Debemos incluir a los excluidos y predicar la paz".