18 de julio de 2015

NOVENA Y SOLEMNIDAD DE LA VIRGEN DE EL CARMEN (CARMELITAS CALZADOS SALAMANCA)

Del 7 al 15 de Julio de 2015, la Iglesia del Carmen de Abajo, como vulgarmente se conoce en Salamanca al templo que acoge a esta advocación mariana, protectora y fuente de espiritualidad de los Carmelitas Calzados, ha sido el lugar de celebración de la Novena y Cultos organizados en su nombre.

El día 16 de Julio, como no puede ser de otra manera, se celebró la Festividad de la "Virgen del Carmelo" con la Solemne Eucaristía concelebrada por todos los miembros de la Orden y con la presencia de D. Florentino Gutiérrez, Vicario General de la Diócesis.

A la conclusión de la misma, en torno a las 21:00 horas, las puertas del templo se abrieron para que la cruz parroquial iniciase la procesión que, por tercer año consecutivo, organizan conjuntamente los Padres Carmelitas Descalzos junto con la Cofradía de la Oración en el Huerto de los Olivos.

Una procesión que sigo desde su recuperación y que este año, gracias a los hermanos y hermanas de la citada Cofradía, he podido vivir desde dentro, como un hermano más, teniendo el privilegio de llevar a la Virgen del Carmen sobre mis hombros.

El acompañamiento musical correspondió a la Banda de CC. y TT. de la Hermandad del Cristo del Amor y de la Paz así como a un amplio Grupo de Tamborileros y Charros que no sólo pusieron en valor su buen hacer, sino que además fue una nota singular y acertada para reivindicar la presencia de nuestro folclore en estos de piedad popular.

Más de tres horas fueron las empleadas para recorrer las calles cercanas a la Iglesia del Carmen de Abajo, destacando su paso por el parque y paseo fluvial, por bajo del Puente de Enrique Esteban, junto a la ribera del Tormes.

Heliodoro Ordás, como puedes ver a continuación, supo captar prácticamente todos los momentos del recorrido, fotografías que son auténticas estampas, las cuales estoy seguro que serán de tu agrado. Gracias querido Heliodoro, pues sin tu trabajo éste post no sería nada.

Termino agradeciendo de nuevo a quienes me han dado la oportunidad de integrarme en este grupo de hombres y mujeres con los que comparto mi amor y devoción a la Virgen del Carmen, deseando que el próximo año podamos vivir y compartir más momentos de emoción llevando a la Reina del Carmelo por las calles salmantinas.
































































































































































































































































































Madre mía del Carmen,
bendita seáis;
los arcángeles, los justos y los santos
os llenen de alabanzas,
porque con vuestro Escapulario
me habéis hecho especialísimo hijo vuestro.